Pollo al ajillo con vinagre

Esta receta de pollo al ajillo con vinagre es sumamente fácil, además de rápida de hacer. Se trata de un plato que puede sacarnos de un apuro si nos encontramos en el caso, que todos hemos experimentado, de que se nos presente gente a comer sin esperarlo. Si tenemos pollo en nuestro frigorífico o en nuestro congelador, problema resuelto.

El pollo es un plato que suele socorrernos mucho en la cocina. Se puede hacer de un sinfín de maneras, siendo la mayor parte de sus recetas fáciles y rápidas. Además, es un producto nutritivo, carne blanca sin grasas y muy beneficiosa para nuestro organismo. Si todo lo expuesto fuera poco, encima es económico.

pollo al ajillo con vinagre

Preparación del Pollo al ajillo con vinagre

El pollo tiene que trocearse. Si no sabemos hacerlo nosotros, teniendo en cuenta que debe hacerse bien, podemos pedir al comprarlo que nos lo troceen, lo cual harán sin ningún problema.

Empezaremos poniendo en el fuego una cazuela con aceite de oliva, dejando que se caliente. Mientras tanto, lavaremos los trozos de pollo, echándoles sal y pimienta. Los pondremos en la cazuela y los freiremos por todos los lados, hasta que estén bien dorados. En este momento, los sacaremos, reservándolos para más tarde.

Cogeremos la cabeza de ajos y sacaremos todos los dientes, pelándolos y cortándolos a láminas. Seguidamente los echas en el mismo aceite de la cazuela, en el que has frito el pollo, rehogándolos y removiendo bien para que no se quemen.

Cuando veamos que los dientes de ajo están empezando a tomar color, añadiremos nuevamente en la cazuela los trozos de pollo, y o removeremos todo bien para que se mezcle, durante unos minutos.

Seguidamente añadiremos a la cazuela el vaso de vino blanco y a continuación el medio vaso de Crema de Vinagre Balsámico de Módena Sibari, que además de su sabor peculiar al unir el sabor ácido con el dulce, dará también consistencia a la carne de pollo. En este momento, sube el fuego y déjalo fuerte durante 5 minutos, pasados los cuales deberás volver a bajar el fuego, dejándolo suave, con el objetivo de que el vino se vaya consumiendo.

El siguiente paso es echar en la cazuela el caldo de pollo, echando un poco de pimienta y sal. Removeremos continuamente, dejando cocer todo a fuego suave durante una media hora.

Cuando el pollo esté hecho, espolvorearemos por encima las cebolletas, previamente cortadas a trocitos, perejil picado o cualquier otro vegetal similar.

Podemos servir el pollo al ajillo con diversos acompañantes, siendo los más comunes generalmente las patatas fritas, el arroz blanco o la ensalada.

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 kilo de Pollo Troceado
  • 1 cabeza de ajo
  • 200 ml de caldo de pollo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada sopera de comino
  • 1/2 vaso de Crema de Vinagre Balsámico de Módena Sibari
  • 2 patatas
  • 2 cebolletas
  • Pimienta Negra
  • Aceite de Oliva
  • Sal

Crema Balsámica ideal para:

| Carnes|

  • Dificultad

    Baja

  • Coste

    Bajo (2 € la ración)

  • Elaboración

    30 minutos

  • Temporada

    Todo el año