Ensalada de manzana y nueces

Esta ensalada es otra de las recetas frescas y ligeras, ideales para cuando hace calor y no apetece estar en la cocina, pero sin que ello signifique comer cualquier cosa o de manera poco sana.

Se trata de un plato fácil y rápido de preparar y que, pese a ello, va a aportar numerosos beneficios a nuestro organismo. Así, la lechuga nos aportará vitaminas A, B, C y E, además de minerales como el magnesio, el sodio, el calcio, el potasio o el hierro. Por su parte, las nueces llevan hidratos de carbono, ácidos grasos esenciales y grasas omega 3, esenciales para que nuestro cuerpo esté sano.

El queso, por su parte, nos aportará las proteínas, y la manzana vitaminas y minerales, además de ayudar a bajar el colesterol y el nivel de azúcar en la sangre.

Ensalada de manzana y nueces

Receta de ensalada de manzanas y nueces

Lo primero que haremos es limpiar la lechuga, lavando bien sus hojas y cortándolas a trocitos seguidamente. Si lo hacemos con las manos es mucho mejor, ya que no se oxida y se mantiene con un mejor aspecto. Cuando las hojas estén limpias, la pondremos en un bol o fuente honda.

A continuación lavaremos la manzana, pelándola y cortándola a trozos medianos. La incorporaremos a la fuente, junto a la lechuga, añadiendo al mismo tiempo el queso, cortado a taquitos.

Sacaremos las cáscaras de las nueces y las romperemos con la mano, echándolas al bol junto al resto de ingredientes. Añadiremos también el apio, quitando las hojas y lo cortamos en pequeñas tiras.

En este momento deberemos ya preparar el aliño. Para ello, echaremos en un recipiente adecuado la cucharada de miel, una pizca de sal, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva y la cucharada de Crema de Vinagre Balsámico de Manzana Sibari, que aportará su consistencia cremosa al plato y el sabor de manzana con un toque avinagrado que lo hará, si cabe, más exquisito.

Una vez hecha la mezcla, removeremos bien o batiremos para que se junten los ingredientes, impregnándose entre sí, y echaremos el aliño por encima de la fuente de la lechuga cuidando de repartirlo bien y que llegue a todos los rincones. Volvemos a remover todo y ya está lista.

Se puede comer tal cual, templada, o, si la preferimos fría, dejarla un rato antes en el frigorífico, en cuyo caso mejor no aliñar aún y esperar al momento de servirla.

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 Lechuga
  • 1 Manzana Verde
  • Nueces
  • 200 gramos de queso fresco
  • 1 manojo de apio
  • 1 Cucharada de miel
  • 1 Cucharada de Crema de Vinagre Balsámico de Manzana Sibari
  • Aceite de Oliva
  • Sal

Crema Balsámica ideal para:

  • Dificultad

    Baja

  • Coste

    Bajo (0,80 € la ración)

  • Elaboración

    15 minutos

  • Temporada

    Primavera – Verano