Ensalada de lentejas

Las legumbres aportan una gran cantidad de nutrientes a nuestro organismo, y, si bien es cierto que en España son muy consumidas, también lo es que solemos comerlas sólo en invierno, cuando hace frío y apetecen los platos calientes de cuchara.

El hecho de que sea verano no quiere decir, sin embargo, que no podamos tomar legumbres, y además preparadas de tal manera que constituyan un plato ligero y refrescante. Una de las mejores maneras es en ensalada.

La ensalada de lentejas, como las que hacemos con el resto de legumbres o con otros productos, tienen un sinfín de posibilidades. A continuación detallamos una exquisita receta de la misma, y a partir de aquí podemos ir quitando y añadiendo productos a nuestro gusto.

ensalada de lentejas receta

Como hacer Ensalada de Lentejas

Dejaremos escurrir bien las lentejas. Si son de bote antes de ponerlas a escurrir las enjuagaremos bien con agua fría. Mientras tanto, pelaremos la zanahoria y la cebolla, cortando la primera en pequeños taquitos y dejando la segunda bien picada. Seguidamente, después de lavar el tomate, lo cortaremos también a trocitos muy pequeños. En cuanto a las aceitunas rellenas, deberemos cortarlas en rodajitas.

Colocaremos en una fuente las lentejas, ya escurridas, y les añadiremos la cebolla picada, el tomate troceado, la zanahoria cortada a taquitos, el maíz y las rodajas de aceituna. De estos dos últimos reservaremos un poquito, ya que luego nos servirán para decorar el plato y hacerlo más atractivo.

Añadiremos también a la fuente un chorro de aceite de oliva, procurando que impregne bien todas las lentejas. A continuación añadiremos una pizca de sal y la cucharadita de orégano, así como  las dos cucharadas de Crema de Vinagre Balsámico de Manzana, también cuidando de repartirla bien, ya que otorgará al conjunto un atractivo toque de color verde que lo hará más apetecible, además de potenciar el sabor de cada uno de los ingredientes.

Removeremos todo el contenido de la fuente, para que se mezclen bien los sabores. Probaremos la ensalada, y si no está a nuestro gusto rectificaremos añadiendo ya sea más aceite, más sal o más Crema de Vinagre Balsámico de Manzana.

Antes de servir, repartiremos la ensalada de lentejas en los platos, colocándola en el centro. Cortaremos el queso fresco a cuadros y los colocaremos alrededor del plato, de tal manera que rodeen las lentejas. Repartiremos también por encima de éstas los granos de maíz y las rodajas de aceituna que habíamos reservado, para decorar el plato. Puedes acabar echando por encima un poquito más de aceite de oliva y de orégano.

ADVERTENCIA: Como ocurre con cualquier ensalada, cuando la aliñamos y pasa tiempo antes de comerla, la lechuga se queda blanda y no es tan apetecible. Por ello, si no la vamos a comer enseguida no deberemos aliñarla, sino que la guardaremos en el frigorífico, aliñando en el momento en que la vayamos a servir.

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1/2 kilo de lentejas cocidas
  • 1 queso fresco
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 cucharadas de Crema de Vinagre Balsámico de Manzana
  • Aceitunas rellenas de anchoa
  • 3 cucharadas de maíz de lata
  • una pizca de orégano
  • aceite de oliva
  • sal

Crema Balsámica ideal para:

  • Dificultad

    Baja

  • Coste

    Bajo (0,80 € la ración)

  • Elaboración

    30 minutos

  • Temporada

    Primavera – Verano